Tratamiento

Las opciones de tratamiento son múltiples desde tratamientos con pastillas hasta tratamientos aplicados en la zona vaginal en forma de óvulos o cremas.

También es siempre recomendable, corregir ciertos hábitos de cuidado del área vulvo vaginal, como evitar la ropa intima de material sintético o muy apretada, como ropa interior de nylon, shorts de lycra, calzas, jeans o pantalones muy apretados. También debe recomendarse no utilizar productos perfumados en el área como jabones, duchas vaginales, desodorantes, etc..

Debe tenerse en cuenta que esta no es una enfermedad de transmisión sexual por lo que no está indicado que la pareja haga el tratamiento. Igualmente el tratamiento es importante para devolver las condiciones habituales de defensa de la vagina lo cual disminuye las posibilidades de contraer otras enfermedades de transmisión sexual ante un contacto.

El embarazo hace más frecuente las infecciones y son mas difícilmente tratables, por lo que en general se indican tratamientos más prolongados que para las mujeres no embarazadas.

La falta de respuesta al tratamiento puede explicarse generalmente por una de las siguientes causas:

  1. Los síntomas no son producidos por cándidiasis, si no por otras causas de flujo vaginal o se produjo una infección combinada por más de un germen.
  2. Los síntomas son causados por otras subespecies de cándida.
  3. No realizar el tratamiento correctamente
  4. Confundir la falta de respuesta con una rápida recurrencia de la infección.

Los datos contenidos en la presente nota son brindados a título meramente informativo, y están dirigidos para nuestras pacientes. Esta información no reemplaza de ninguna manera la consulta con su médico de cabecera, ante cualquier duda consulte con el mismo.